Con la entrada en vigor de la Ley 35/2015, de 22 de septiembre, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación, se produjo una importante modificación del sistema establecido hasta ese momento para determinar las indemnizaciones a percibir por accidentes de circulación.

El nuevo sistema de valoración entró en vigor el pasado día 1 de enero de 2016, sin embargo, a fecha de hoy no existe un criterio unánime respecto a su modo de aplicación al contener disposiciones ambiguas y poco precisas. Por ello, en el siguiente artículo trataremos de esclarecer cuáles son los conceptos e importes por los que puede reclamarse una indemnización.

Antes de entrar en el fondo del asunto, cabe destacar que la finalidad del nuevo baremo es conseguir que las indemnizaciones se adapten con una mayor precisión a las circunstancias personales, familiares y laborales del perjudicado. No obstante y, como seguidamente se detallará, pese a que el nuevo baremo ofrezca un sistema más preciso para su cálculo, la realidad es que en algunos supuestos las indemnizaciones se han visto minoradas.

¿Qué puede reclamarse por un accidente de circulación?

Las indemnizaciones establecidas en el nuevo baremo pueden agruparse en tres categorías:

  •  Indemnización por muerte: La muerte de un implicado en un accidente de circulación ya sea en el acto o posteriormente, siempre que traiga causa del mismo, dará lugar al nacimiento de una indemnización a favor de sus familiares, cuyo importe variará en función de sus circunstancias personales y la de sus causahabientes.

A modo de ejemplo, si una persona fallecida tiene dos hijos y uno de ellos ya no residía en el mismo domicilio, el hijo que sí convivía recibirá una indemnización superior, sin perjuicio de que se valoren otros factores como por ejemplo la edad.

  •  Indemnización por lesiones temporales: Por lesión temporal entendemos el perjuicio físico que el accidentado sufre desde el día del accidente hasta su total curación o, en su caso, su conversión en secuela. No obstante, dentro de las lesiones temporales, podemos encontrar tres categorías, las cuales hacen referencia a conceptos distintos.

En primer lugar, encontramos el denominado perjuicio personal básico, el cual establece una indemnización diaria desde el día que se produce el accidente hasta que las lesiones desaparecen o se convierten en secuelas.

La indemnización por tal concepto se sitúa en la cantidad de 30,08.-€/día y, a su vez, suele ser la categoría más utilizada por las aseguradoras para el cálculo de las indemnizaciones.

En segundo lugar, el perjuicio personal particular, es aquel que comprende aquellos días en los que el accidentado a consecuencia de las lesiones que padece o del tratamiento que está recibiendo, se encuentra impedido o limitado para realizar su vida con normalidad.

Esta categoría de lesiones temporales suele ser la que más controversias genera, pues a su vez, engloba tres grados en función de la gravedad de las lesiones que sufra el perjudicado.

    • Grado muy grave: Indemnización de 100,25.-€/día. Se entiende que el perjudicado se encuentra en este grado si se encuentra en la UCI o en otro estado similar.
    • Grado grave: Indemnización de 75,19.-€/día. Se entiende que el perjudicado se encuentra en este grado si está hospitalizado.
    • Grado moderado: Indemnización de 52,13.-€/día. Se entiende que el perjudicado se encuentra en este grado cuando se ve impedido para llevar a cabo su vida en unas condiciones normales. Si el accidentado se encuentra de baja laboral, será indemnizado por esta cantidad, correspondiéndose con los antiguos “días impeditivos
  • Indemnización por secuelas: La indemnización por secuelas tendrá lugar cuando las lesiones temporales no hayan podido ser sanadas con el tratamiento médico recibido y la dolencia vaya a persistir en el tiempo.

Para valorar las secuelas, resulta imprescindible contar con informes médicos que acrediten su existencia y, preferiblemente, con un informe pericial.

Tras la última reforma del Código Penal, al no proceder la tramitación del antiguo juicio de faltas por accidente, la obtención del informe pericial no se podrá obtener de forma gratuita, por lo que no quedará más remedio que acudir a un profesional privado.

La ausencia de informe pericial, sin perjuicio de que el perjudicado lo solicite y asuma su coste, es la excusa principal que utilizan las aseguradoras para negar la existencia de secuelas y ofrecer indemnizaciones inferiores a las que realmente corresponden.

Como anteriormente hemos adelantado, el baremo ha sufrido importantes modificaciones, tanto en las cantidades indemnizatorias como en el procedimiento establecido para su cálculo. En este sentido, para su cálculo el sistema ofrece unos parámetros en función del tipo de secuela y, a su vez, unos puntos, los cuales determinarán la gravedad de la misma. Con la fijación de los parámetros, el legislador pretende conseguir la máxima igualdad en las indemnizaciones, evitando de este modo la disparidad que en muchas ocasiones ha llegado a producirse.

¿Qué procedimiento se sigue?

En la actualidad, el procedimiento a seguir ha variado en ciertos aspectos, pero lo más importante es que en caso de disconformidad con la compañía aseguradora respecto a la cantidad a recibir en concepto de indemnización, ya no se presentará una denuncia ante el Juzgado de Guardia, sino que habrá que acudir a la vía civil, reclamando una indemnización por los daños y perjuicios causados. La demanda podrá presentarse directamente frente a la compañía aseguradora, no siendo necesario demandar al conductor implicado.

En conclusión, si Ud. se ha visto implicado en un accidente de circulación y quiere conocer qué conceptos y qué cantidades puede reclamar, lo más recomendable es que acuda a un profesional para que pueda asesorarle aportando toda la documentación que tenga al efecto. El equipo de COLORADO & DE ROA posee una amplia experiencia en este tipo de reclamaciones ante las compañías aseguradoras, así como ante los tribunales, con resultados muy favorables para sus clientes.

Comenta esta noticia:

*

Your email address will not be published.