Con el nuevo sistema de subastas todos los ciudadanos pueden participar en ellas puesto que desde hace más de 3 años se realizan por medios telemáticos, a través de la web:(https://subastas.boe.es).

Para poder participar es necesario, en primer lugar, darse de alta como usuario del sistema y, en segundo lugar, depositar una fianza del 5% del tipo de la subasta.

Las licitaciones se envían telemáticamente, y una vez finalice la subasta el letrado de la administración de justicia dictará una resolución expresando cual ha sido la mejor postura y acordará devolver las fianzas de todos los postores, menos la del mejor postor que se reservará en garantía del cumplimiento de la postura presentada.

A pesar de que se determine que la mejor postura ha sido la nuestra esto no quiere decir que automáticamente tengamos derecho a que se nos adjudique el bien, puesto que, en función de la cantidad ofrecida, tanto el ejecutante (normalmente entidades financieras) como el propio ejecutado (deudor) tienen la posibilidad de de adjudicarse el bien.

Si finalmente ni ejecutado ni ejecutante hacen uso de las prerrogativas que la ley les atribuye se aprobará el remate y el juzgado dará un plazo de 40 días para consignar las cantidades pendientes. En caso de no hacerlo se perderá la fianza depositada.

En conclusión, se pueden encontrar bienes muebles o inmuebles con un valor muy inferior a su valor de mercado, pero se tiene que tener en cuenta que necesitaremos tener liquidez, puestoque tendremos un corto periodo de tiempo para consignar el dinero en el juzgado, y al tratarse de un procedimiento técnico es recomendable que lo lleve a cabo con un abogado especialista en la materia. En Colorado & de Roa podemos asistirle y asesorarle durante todo el proceso.

Comenta esta noticia:

*

Your email address will not be published.