La normativa española a fecha de hoy contempla diversas formulas para poder reagrupar a una serie de familiares del extranjero residente en España que se encuentre en situación regular, siempre y cuando cumple una serie de requisitos.

¿Qué requisitos debe cumplir el reagrupado?

– No encontrarse en situación irregular dentro del territorio Español ni tener prohibida la entrada a España.
– Carecer de antecedentes penales en España y en sus países de residencia por delitos existentes en el territorio Español.
– Tener asistencia sanitaria cubierta por la Seguridad Social, o contar con un seguro privado de enfermedad.
– No padecer ninguna de las enfermedades que puedan tener repercusiones de salud pública.

¿Y el Reagrupante?

– Haber residido en España durante al menos 1 año y tener una autorización para residir, al menos, 1 año más.
– Tener suficientes medios económicos para atender las necesidades de la familia.
– Disponer de una vivienda adecuada.

¿ A qué familiares se puede reagrupar?

– Al cónyuge, siempre y cuando no estén separados ni de hecho ni de derecho.
– A la pareja de hecho, cuando dicha unión esté inscrita en un registro público, o se acredite por cualquier medio admitido en derecho la vigencia de la relación constituida con carácter previo al inicio de la residencia del reagrupante en España.
– A los Hijos del reagrupante y del cónyuge o pareja de hecho (incluidos los adoptados) menores de 18 años, o discapacitados que no sean objetivamente capaces de proveer sus necesidades debido a su estado de salud. Cabe señalar que si el hijo es de sólo uno de ellos éste debe tener asignada en solitario la patria potestad o custodia.
-Ascendiente de primer grado del reagrupante o de su cónyuge o pareja de hecho, siempre y cuando estén a su cargo, sean mayores de 65 años y existan razones que justifiquen la necesidad de autorizar la residencia. Excepcionalmente se podrán reagrupar menores de 65 años si existen causas o razones de carácter humanitario que lo justifiquen.

Si se cumple con cada uno de los requisitos que anteriormente se ha hecho referencia y se reúne la documentación acreditativa del cumplimiento de los requisitos, la solicitud debe ser presentada por el reagrupante en la Oficina de extranjería de la provincia en la que resida. La Administración competente dispondrá de un plazo máximo de 45 días para resolver.
En caso de concesión, el familiar reagrupado dispondrá de dos meses a contar desde la notificación, para acudir personalmente a la Oficina consular o misión diplomática en cuya demarcación resida y solicitar el visado para entrar a España.

En conclusión, la reagrupación familiar se podrá solicitar siempre y cuando se cumplan los requisitos que amparan a la misma, las personas a reagrupar sean las que señala la normativa aplicable, y pueda acreditar documentalmente el cumplimiento de las condiciones legalmente exigibles, en especial, la existencia del vínculo familiar, que el reagrupado carece de antecedentes penales y que el reagrupante tiene medios económicos suficientes para atender las necesidades del reagrupado.

Comenta esta noticia:

*

Your email address will not be published.